Curiosidades y usos de la cera de abejas

Actualmente, cada vez se estudian más las posibles aplicaciones de los productos que nos proporciona la naturaleza, ya que existe una tendencia al alza en el uso de productos naturales tanto en alimentación, como en cosmética e incluso decoración. La cera de abejas es un producto muy utilizado a lo largo de la historia y lo sigue siendo hoy en día debido a la variedad de aplicaciones que tiene. Pero, ¿de dónde procede?, ¿cuál es su historia? Desde nuestra cerería artesanal, te lo contamos.

La cera de abejas es el material que las abejas utilizan para construir sus nidos. En la antigüedad, los griegos creían que se trataba de un producto vegetal, el cual las abejas raspaban los pétalos de flores y los transportaban con sus patas hasta el nido. En la actualidad, se sabe que su origen es animal, las abejas jóvenes segregan un líquido a través de sus glándulas cereras, este líquido se endurece en contacto con el aire dando lugar a la cera. Las ceras, dependiendo de la abeja que la segregue tienen unas propiedades químicas y físicas distintas, aunque tampoco difieren mucho.

Intervención humana

La cera de abejas tiene muchos usos tradicionales. Además de la fabricación de velas o cirios, era muy usada en fabricación de pequeños adornos utilizando la cera fundida, agente impermeabilizante de maderas y cuero, para ofrecer más resistencia a los hilos o como ingrediente para la síntesis de medicinas, ungüentos o jabones, entre otros. Años después, las explotaciones apícolas comenzaron a vender la cera de abejas a industrias como la cerería, química, etc... Actualmente este tipo de cera tiene una excelente demanda en el mercado mundial.

¿Todas tienen la misma calidad?

La respuesta es no, dependiendo de su color y pureza tendrá más o menos calidad. Las de color claro son las de mayor calidad, ya que indica que no ha sido contaminada por ningún agente externo como podría haber ocurrido en las ceras de color oscuro o las que se tornan a un tono amarillento, que puede indicar la presencia de polen.

¿Por qué es un producto tan versátil?

Son muchos los factores que hacen de éste un excelente material. La cera de abejas es fácil de transformar, solo es necesario calor, lo que permite elaborar, por ejemplo, velas de diferentes tamaños y diámetros y permite crear formas diferentes. También es fácil de transportar y almacenar, ya que no requiere de un embalaje especial ni unas condiciones de temperaturas muy peculiares. Y una importante cuestión es que no se deteriora con el tiempo.

Usos actuales de la cera de abejas

- Impermeabilización y protección. Para recubrir cordones de zapatos y cuerdas, en la fabricación de crema de calzado, para proteger recipientes de los ácidos de las frutas o para limpiar, pulir y proteger muebles de madera.

- Cosmético y farmacéutico. La cera de abejas es un ingrediente que se usa para la elaboración de muchas cremas o pomadas ya que al ser natural se evitan reacciones alérgicas. La cera de depilar está hecha de una mezcla de este tipo de cera con resinas.

- Velas. Las velas y cirios de mayor calidad que hoy en día se fabrican son de cera de abejas. Este material tiene muchas ventajas respecto a otros utilizados, como que emite menor cantidad de humo, evitando las manchas provocadas por él. Son además de mayor duración, su luz es más cálida y agradable y tienen menor olor que otras velas y el que tienen es un suave aroma a miel.

En nuestra cerería elaboramos las velas con cera de abejas y de manera artesanal, con nuestras propias manos, de la forma en la que se han elaborado durante generaciones, pudiendo así adaptarnos mucho mejor a las necesidades de cada momento.

Comentarios

Deje su comentario

llámanos:

 948 22 13 38

Boletín

de noticias y novedades