5 ideas para cocinar con membrillo

El membrillo es uno de los dulces más tradicionales y clásicos de la repostería y confitería española. Aunque, más bien, deberíamos decir el «dulce de membrillo», pues la fruta en sí misma es extraordinariamente ácida y astringente. Aunque se puede consumir cocinada, es una fruta que necesita del dulzor del azúcar para que podamos sacar su máximo potencial.

¿Y cuál es ese potencial? Por supuesto, tomarlo solo, en bocadillos (gran clásico de la infancia) o con queso. Pero el membrillo tiene mucho más que aportar a tu cocina. Te damos algunas opciones.

Ideas dulces con membrillo

Asociamos el membrillo a lo dulce, el postre, la merienda. Tiene un sabor muy característico y un agradable aroma que combina muy bien con alimentos salados como el queso, su gran acompañante en los postres. Veamos algunas ideas.

Tarta de queso con membrillo

El membrillo potencia los matices del queso y este rebaja el dulzor de aquel. Una tarta de queso permite darle cierta sofisticación a este dulce tradicional. Ya conoces la clásica tarta de queso estadounidense, que se acompaña con mermelada de frutos rojos. ¿Qué tal una versión española con crema de dulce de membrillo por encima?

Bizcocho de membrillo

Un bizcocho es un formato inesperado en el que encontrar membrillo. Este ingrediente protagonizará por completo el bizcocho, dándole un aroma y un sabor inigualables y, también, cierta humedad. El bizcocho quedará más tierno y esponjoso y durará fresco durante más tiempo. En una vuelta de tuerca más, puedes rellenar el bizcocho y/o añadirle cobertura de chocolate para convertirlo en una tarta sorprendente. Una manera diferente de saborear una clásica y elegante tarta Sacher.

Pastas de té con membrillo

Una de las opciones más sencillas es hacer pequeños sándwiches con pastas de té o galletas y dulce de membrillo. Una fuente de estos bocaditos puede hacer las delicias de las visitas y acompañar perfectamente al café, té o chocolate de la merienda. Una presentación distinta y delicada.

Ideas saladas con membrillo

Hay platos salados que suben a otro nivel acompañados por el toque dulce del membrillo, ya que este realza sus sabores.

Ensaladas con membrillo

Una fresca ensalada verde puede ser totalmente deliciosa con unas nueces, semillas de granada y taquitos de queso y membrillo. También puedes hacer una vinagreta con membrillo, aceite, vinagre, sal y pimienta, todo batido hasta hacer una salsa.

Carnes con membrillo

Hay recetas con carne que piden una melosa salsa de membrillo. El cerdo, el cordero, el pollo o la carne de caza están exquisitos con un acompañante ligeramente dulce, y el resultado es muy resultón y elegante, perfecto para una celebración. Puedes apostar por solomillo o costillas de cerdo, paletillas de cordero, conejo asado, etc. Son platos muy otoñales y reconfortantes.

Comentarios

Deje su comentario

llámanos:

 948 22 13 38

Boletín

de noticias y novedades