La tradición del rosco de San Blas

Este próximo sábado se celebra San Blas, una festividad muy especial llena de tradiciones. En todos los puntos de España y también en el extranjero se conmemora el 3 de febrero la onomástica de este santo que se dice cura gargantas y en el que se elaboran dulces típicos del día como el tradicional rosco de San Blas. Según el lugar también se llevan a bendecir otros alimentos, como puede ser tortas de txantxigorri o caramelos.

Historia y tradición de la festividad de San Blas

San Blas era un médico y obispo armenio que vivió en el siglo IV y fue considerado mártir cristiano, al sufrir torturas y ser ejecutado durante el mandato del emperador romano Licinio. Según los escritos de la época, Blas de Sebaste, como así era conocido antes de ser santo, vivía en una montaña como un ermitaño. Hasta allí se desplazaban multitud de personas y animales, pues era muy conocido su don de curación milagrosa.

Con la llegada de las tropas de Agrícola, que era gobernador de Capadocia, llegó su terrible final. Al parecer, los soldados de Agrícola buscaban animales para cazar cuando se encontraron una cola de ellos que esperaban a la entrada de la cueva donde San Blas sanaba.

En ese momento fue capturado, y al no renegar de su fe, el gobernador mandó que lo mataran echándolo a un lago. Pero este flotó en pie sobre el agua e invitó a los soldados a que hiciesen lo mismo con la ayuda de sus dioses. Los soldados se ahogaron y cuando regresó a tierra, sufrió torturas y fue decapitado. Uno de los milagros más reconocidos del mártir fue el de salvar a un niño que se estaba atragantando porque tenía una espina de pescado atravesada en la garganta. Por esta obra, pasó a ser considerado como el protector de las gargantas.

El Rosco de San Blas

Es tradición que el día 3 de febrero se lleve a bendecir a la iglesia el Rosco de San Blas, un rosco, rosquilla o bizcocho con glaseado por encima que es tradición en toda España y que se elabora de forma similar en toda la geografía. Debes saber que esta tradición deriva de una muy antigua en la que cada casa llevaba a bendecir ese día a la iglesia alimentos y semillas para evitar toses y catarros.

Elaboración del Rosco de San Blas

El rosco se elabora mezclando huevos, aceite de oliva, azúcar y anís y añadiendo después harina y bicarbonato o levadura en polvo. Una vez amasada la mezcla haremos tiras y las uniremos por los extremos en forma de rosquillas, que hornearemos a 165º durante 20-25 minutos.

Para el glaseado característico de este dulce, se utilizan claras de huevo montadas con azúcar glas y un poco de zumo de limón. Una vez saquemos las rosquillas del horno y se hayan enfriado, las pintaremos con el glaseado y dejaremos que este se seque antes de servir. En algunos lugares los roscos se adornan también con frutas o con menta.

En nuestra confitería elaboramos cada año roscos de San Blas de forma tradicional y con ingredientes naturales. También contamos con otros dulces típicos del día como tortas de chanchigorri, piporropiles y caramelos.

Comentarios

Deje su comentario

llámanos:

 948 22 13 38

Boletín

de noticias y novedades