La tradición del chocolate con churros en San Fermín

Cuando la gente escucha hablar de Pamplona lo primero que piensa es en San Fermín. Quizá a simple vista lo que más destaque sea la fiesta y los encierros, pero esta celebración que tiñe cada año de blanco y rojo la ciudad es mucho más. Está llena de tradiciones y pequeñas costumbres que solo saben aquellos que conocen el auténtico espíritu de las fiestas.

Uno de los rituales más característicos de los pamplonicas, e incluso de los que vienen de fuera, es el clásico desayuno de chocolate con churros en los momentos previos al encierro. No está claro el origen de esta combinación de alimentos, ya que ambos provienen de tradiciones bastante dispares: por un lado los churros nacen en Madrid a comienzos del siglo XIX, mientras que el chocolate se extiende varios años más atrás en las culturas prehispánicas de México.

Sin embargo, poco a poco sus caminos se fueron uniendo y hoy en día ya no hace falta pedirlos ni en medias o docenas enteras, ya que los locales típicos de Pamplona te los sirven a la carta: para tomar allí o para llevar mientras ves a los mozos prepararse para correr el encierro.

Si por el contrario eres de los que prefiere disfrutar del encierro desde la comodidad del televisor en casa, porque ya no eres de los que pasa la noche fuera o simplemente porque te gustan más los San Fermines diurnos, no hace falta que renuncies a esta apetitosa tradición. En Confitería Donézar destacamos por la calidad de nuestros chocolates: con leche, del 72% de cacao, de Tanzania, bombones, con naranja, etc.

Y, sin duda, no podían faltar las opciones de cacao en polvochocolate instantáneo, perfectas para elaborar un delicioso chocolate a la taza. En Donézar creemos que no hace falta abandonar las tradiciones, sino que es posible adaptarlas a las circunstancias. No importa que pasen los años, el chocolate con churros permanecerá mucho tiempo más unido a las fiestas de Pamplona.

Propiedades del chocolate

Además de su exquisito sabor, el chocolate cuenta con la suerte de ser un alimento con propiedades nutricionales, en concreto aquel que contiene altos porcentajes de pureza (a partir del 70%).

Algunos de sus beneficios son:

  • Ayuda al desarrollo de huesos y dientes, transporta oxígeno al cuerpo, aporta energía, y ayuda a la creación de nuevas células.
  • Por su actividad antioxidante tiene un impacto positivo en el funcionamiento cerebral y la memoria.
  • Actúa contra la hormona cortisol para reducir el estrés.
  • Tiene una acción fotoprotectora en la piel al disminuir los daños causados por el sol.
  • El chocolate oscuro, por sus antioxidantes, minimiza la aparición de signos de envejecimiento como las arrugas.
  • Mejora el flujo sanguíneo en los folículos pilosos para un crecimiento del cabello más fuerte y brillante.

Es cierto que no conviene abusar de su consumo, ya que se trata de un alimento rico en azúcares y grasas, pero si se toma con moderación puede producir efectos muy positivos en la salud.

Comentarios

Deje su comentario

llámanos:

 948 22 13 38

Boletín

de noticias y novedades